La cantante ha vuelto a burlar las normas de la red social

Miley Cyrus ha sido la protagonista mediática de esta Pascua. La cantante sorprendió con una sesión de fotos para VOGUE en la que aparecía vestida de conejita, rodeada de huevos y en un ambiente rural con motivo de esta festividad. Más allá de la polémica que ha generado por sexualizar una celebración como esta, Miley ha conseguido también burlar la censura de Instagram con una fotografía en la que enseña de más.
La sesión de fotos para Vogue está dando que hablar, y mucho. Y es que Miley Cyrus sabe perfectamente cómo llamar la atención cuando se lo propone y en esta ocasión lo ha logrado con éxito.
La cantante ha sido fuertemente criticada por haber hecho de una festividad religiosa y muy celebrada por el público infantil algo cargado de erotismo y sensualidad, por lo menos en su cuenta de Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *