Así, los científicos contaron con la participación de universitarios no jugones a los que dividieron en dos grupos: el primer grupo tenía que jugar a un juego en 2D sencillo (“Angry Birds”); el segundo grupo a un juego en entorno 3D (“Super Mario 3D World”). Los expertos pidieron a los participantes que jugaran al menos 30 minutos al día durante dos semanas.

Resultado de imagen para jugando videojuegos

Antes de empezar el experimento, los investigadores realizaron diversas pruebas de memoria haciendo hincapié en el hipocampo, la región cerebral asociada a la aprendizaje complejo y la memoria y que con la edad disminuye su efectividad.

Resultado de imagen para jugando videojuegos

Las pruebas de memoria se realizaron de nuevo tras las dos semanas que duró el experimento con los videojuegos. Los resultados revelaron que aquellos voluntarios que jugaron videojuegos en 3D mejoraron sus puntuaciones en las pruebas de memoria, mientras que los que jugaron en 2D no lo hicieron. Según el análisis de los expertos, el rendimiento de la memoria se incrementó en un 12%.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *